martes, octubre 26, 2010

i n t r u s o

1 comentario:

GAB dijo...

Me recordo aquello de la casa robada.

Un abrazo