jueves, mayo 27, 2010

Vórtice Venusino

Fantaseando
en la humedad de tu boca
me recreaste en un vórtice
con fuga hacia tus manos.

Te sentí explorarme
y aún llegan a mis senos
en forma eriza
los recuerdos instintivos
de la memoria de tu tacto.

2 comentarios:

XND dijo...

Envuelven las letras formas físicas y cuerpos temporales. Erosionan y llevan consigo una parte de la persona envuelta. Células secas que se convertirán en escamas y cenizas, son arrastradas hasta convertirse en éso: deshecho (de la memoria).

Me congratulo al recordarme y verme envuelto en cadenas de símbolos interpretables en ésta lengua.

Si de algo sirve, en la subjetividad de la memoria, permanecen hasta el día de mi muerte, las células vivas que las letras jamás descamaron.

Le(e) Extraño.

GAB dijo...

el tacto que no puede decir que no es mio
la boca que no puede saber otra cosa que sea mis dientes
mi memoria que no puede acariciar otra cosa mas que mis recuerdos
y tu tan lejos, en alguna otra parte, pero lejos
muriendo de lo que yo quiero vivir.

GM